UNA BREVE HISTORIA, LA CRUZ DE MAYO EN VENEZUELA

     Considerada como una de las manifestaciones culturales más ricas y representativas del país, la celebración de la Cruz de Mayo es una tradición popular que se remonta a la época de las colonias. Esta colorida festividad fue traída a esta parte del continente latinoamericano, por los sacerdotes y conquistadores españoles y tiene su fiesta conmemorativa el 3 de mayo, día en que la tradición católica conmemora el hallazgo de la cruz donde murió Cristo, por parte de Santa Elena, madre del emperador Constantino. Sin embargo, en Venezuela es festejado durante todo el mes, los pobladores de nuestra tierra realizaban rituales para celebrar el renacer de la naturaleza, a esto se le unió las costumbres del africano, quien aprovechaba cualquier festividad para rendir culto a sus dioses, logrando en este sincretismo cambiar la cruz de hierro, por la de madera y pudiera así el africano adorar al palo santo, adornado con flores y frutos, pudiendo de esta manera, el aborigen venezolano celebrar el resurgir de la naturaleza y la fertilidad de la tierra, y también pudiera el sacerdote conquistador, creer que ya había evangelizado a los anteriores.

     Con el paso de los siglos, se convirtió en una de las tradiciones más arraigada en el imaginario popular, conservando elementos culturales indígenas y afrovenezolanos propios de cada región del país y que convirtieron la devoción española en nuestros velorios de cruz de mayo, tradición que se repite año tras año, sirviendo como punto de encuentro, de hermandad y solidaridad. Los preparativos de la fiesta se inician desde el mes de abril, incluso antes, cuando los devotos o velorieros, comienzan los preparativos para vestir la cruz, de acuerdo al gusto de las personas particulares, comunidades y de las cofradías que, en nuestro país, tienen a su cargo los pormenores de esta tradición.

    Una vez vestida, la Cruz se coloca en un altar adornado con flores, frutas, cirios encendidos y eventualmente algunas imágenes de santos como San Antonio de Padua, las Ánimas benditas y el Niño Jesús. Los velorios de cruz de mayo se realizan en viviendas, plazas o sitios públicos, la celebración varía de acuerdo a la región, pero en su mayoría se inician con un rosario que al finalizar le da paso a los cantos y otras expresiones culturales, estos cantos convierten el velorio en una animada fiesta comunitaria. En la región Central se canta principalmente la fulía, se recitan décimas a la cruz. En los Velorios de Cruz no se baila por tratarse de un acto solemne y ritual, sin embargo, hay velorios que, para bailar, se guarda, se voltea o se cubre con una sábana, la cruz objeto de veneración para que los asistentes puedan danzar sin remordimiento, de esta forma en la costa central se baila tambor y en los Llanos y en Oriente, se baila joropo.

     Los instrumentos acompañantes en los velorios de cruz de mayo, varían según el lugar geográfico, en oriente los cantos de galerones y fulías, se acompañan con cuatro, guitarra, bandolín o bandola oriental, maracas y tambor cuadrado, en la región central predomina la fulía que consta de una parte cantada por hombres y mujeres en cuartetos octosílabos y otra parte recitada por los decimistas, quienes compones décimas y versos que celebran lo divino y lo pagano, se toca las tamboras de fulía, el cuatro, maracas y las palmadas de los presentes. En el llano, los cantos de velorio se conocen como tonos de velorio y son cantos polifónicos, el instrumento principal que se toca durante los velorios llaneros es el cuatro, en algunos lugares de costa central del país se utiliza una flor o palma como testigo para indicar a los presentes quien es el cantante solista que entrará después de cada coro, hay otras regiones donde los cantantes siguen simplemente siguen un orden en sentido de las agujas del reloj. El motivo principal de la fiesta de la Cruz de Mayo en Venezuela y otros países del mundo es rendir un homenaje a la naturaleza por ser mayo la entrada de la estación de las lluvias del cual disfrutan en conjunto personas, animales y cosas, así mismo a una resurrección de la naturaleza, a una reactivación de la vitalidad aletargada por la sequía, es una verdadera fiesta de colores, de perfumes y de frescura. En el velorio también hay elementos de nuestras tradiciones gastronómicas, por esta razón durante la celebración se sirve sancocho de gallina de res o de cruzado.

     La Cruz de Mayo se convirtió en símbolo de protección por lo que se encuentra presente en haciendas, pueblos, sembradíos, caseríos, en ciudades y barrios. El ritual está presente en casi toda Venezuela, los Llanos Occidentales, Oriente, Litoral Central, Aragua, Miranda, Apure, Lara y Guárico, con excepción de los estados Mérida, Zulia y Táchira.

 Alejandro Serrano 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *