EL FUTURO EN MANOS DE LA JUVENTUD DEL MILENIO

Para entrar en contexto debemos comenzar por conceptualizar Juventud de milenio, lo que es tarea difícil porque englobar en un solo concepto a esta generación que tiene tantas características y formas, sin embargo los expertos y los medios de comunicación han definido esta generación en dos etapas.

La generación Y: jóvenes nacidos en los años 80, los que tienen entre 37 y 21 años crecieron en una era de rápido desarrollo de las nuevas tecnologías y casi no recuerdan cómo era el mundo sin Internet.

Son idealistas, impacientes y están bien preparados académicamente, son hiperconectados, con grandes capacidades y desarrollo de sus potencialidades, y una de sus principales muestras de lucha es la desigualdad social y equidad de género.

Investigadores han caracterizado a esta generación por la ausencia de madurez en su desarrollo, el proceso individualista de su comportamiento, altas expectativas del sistema, una autoestima inflada y la necesidad de comodidad. Así como también hacen mención de sus capacidades, de adaptarse a nuevas condiciones como cambio de hábitat y trabajo fácil,  estas son mucho más elevadas que las de generaciones anteriores.

La agencia de servicios digitales SYZYGY realizó un estudio en 2016 el cual arrojó que los milénicos en Estados Unidos continúan exhibiendo puntuaciones elevadas en el Inventario de Personalidad Narcisista a medida que envejecen, encontrando que los milénicos exhiben un 16 % más de narcisismo que los adultos mayores, con los hombres puntuando más alto en promedio que las mujeres.

Generación Y o conocida como la Centennial: son personas nacidas a partir de 1997, algunos autores consideran que son las personas a partir del año 2000 entrante. Su principal característica es que desconocen el mundo por completo sin el uso del internet, los centennial no tienen punto de comparación con otras generaciones que crecieron bajo el concepto analógico, son nativos digitales y por ende, su capacidad de raciocinio está condicionada por su capacidad emocional, lo que los convierte en blanco fácil entre las falsas noticias que ruedan por las plataformas y medios digitales.

“Según un estudio realizado por ManPower en 2016, los millenials y centennials representarán en 2020 el 35% y 24% de la fuerza laboral del mundo”.

Esto no escapa de la realidad venezolana, donde actualmente estamos pasando por un bonus demográfico, donde el promedio de la fuerza laboral activa es de 25 y 35 años, una población bastante joven aún más cuando Venezuela es uno de los países con mayor crecimiento en usuarios de las redes sociales y consumidores de noticias digitales.

SITUACIÓN DIGITAL DE VENEZUELA 2018

Según un estudio realizado por Weare.social, en Venezuela para el año 2018 existían 19.31 millones de usuarios en Internet; esto representa el 60% de la población, donde más de 14 millones de usuarios activos en medios sociales y más del 50% de la población, se conectan a través de los dispositivos móviles

Conozcamos las páginas más visitadas por los internautas en Venezuela, según Alexa’s Ranking

Analizando el promedio de usuarios activos en Venezuela y cruzándose con las páginas más visitadas, podemos extraer de forma rápida que la opinión pública es dominada por las grandes corporaciones mediáticas que tienen arraigo en oposición al Gobierno actual.

Teniendo estos datos en cuenta pasamos por un fenómeno poco mencionado, pero es la realidad actual que no podemos esconder ante la situación económica, social y política del país.

De esta forma surgen varias interrogantes para el debate:

¿Quiénes están migrando? y ¿Qué estamos haciendo para satisfacer las necesidades de esta población y construir un proyecto político de oportunidades e igualdad?.

Estamos pasando por un bonus demográfico como antes bien lo mencionamos, pero también por la fuga de juventud y talento humano, esto se debe a varios factores, entre ellos la guerra despiadada a la que estamos siendo sometidos dominada por el control del pensamiento, la guerra de 4ta Generación.

Se trata de una guerra sustentada por los grandes medios de comunicación y redes sociales, donde diariamente crean en promedio 3600 noticias falsas (Fakes News) con el propósito de generar una realidad paralela en nuestra juventud, generando emociones encontradas como el miedo a crecer en una nación sin oportunidades, pocas expectativas de un futuro inmediato, pero sobre todo continuar alimentando el falso “sueño americano”.

Este ámbito de guerra crea una sub-realidad aislada a la cotidianidad de nuestro pueblo, vendiendo un escenario de zozobra y desestabilización al mundo con el fin de justificar una intervención y bloqueo económico, como se está desarrollando en la actualidad.

¿Qué hacer ante esta situación?

Parafraseando a un joven ejemplo de una gran generación analógica Ernesto Ché Guevara, “cuando lo extraordinario se hace cotidiano, estamos en presencia de la revolución”.

Debemos seguir fomentando el debate entre iguales, buscar puntos de comparación entre nuestra juventud sin caer en el discurso encajonado y panfletario, nuestra juventud necesita mayores argumentos de nuestra dirigencia, necesita respuestas y soluciones concretas para poder afrontar esta difícil situación.

No podemos darle la espalda a nuestra juventud que ha sido la principal protagonista de esta revolución, debemos tomar la formación, el camino de nuestro Gigante Chávez que despertó a un pueblo con su metodología, con su pedagogía popular, como lo hizo también Paulo Freire.

Nos toca a nosotros ser esa generación conciliadora, unificadora para el porvenir de nuestra generación, no nos quedemos en solo ser la generación del selfie. En nuestras manos está el futuro y no podemos seguir evitando a esa juventud que entre sus características individuales, por parte de la influencia del sistema capitalista depredador y de los medios privados, tienen luchas colectivas con las mismas banderas. No estamos para dividir ni restar, sino para sumar.

Debemos reforzar los planes educativos y la formación digital para que nuestra población empiece a sumergirse en la era digital. No basta con crear tendencia y posicionar una etiqueta, esta batalla la define el contenido emocional, la historia que contemos de nuestra patria, el relato de un pueblo heroico que ha superado infinidades de obstáculos y aún en difíciles situaciones, sigue en pie de lucha avanzando hacia la consolidación de una patria grande.

Pero sobre todo debemos retomar los caminos de Chávez para darle el mejor futuro a esta generación y las que vendrán.

Salvemos el futuro con futuro. Somos la generación milenium, una generación que nació en revolución, desde estas coordenadas llamada Venezuela, no podemos dejar que se pierda.

Erick Lozano

Especialista en Marketing Digital y Político

 

Síguenos
Facebook
Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram
YouTube
Suscribete por Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te Gustó Nuestra Página? ¡Síguenos!